LLAMARRESERVAR

Camino de Santiago Aragonés: etapas, rutas, paisajes y mapa

Hay rutas para todos los gustos al hacer el Camino de Santiago, esa es una de las particularidades de este peregrinaje que permite a los visitantes conocer diferentes rutas y disfrutar de las bellezas de este camino de una forma diferente. Entre estas propuestas encontramos el Camino de Santiago Aragonés.

El Camino de Santiago Aragonés es una ruta dentro del famoso Camino Francés a Santiago de Compostela. Comienza en España cruzando el Puerto de Somport en Huesca y se une al Camino Francés tradicional que viene de Saint-Jean-Pied-de-Port en Francia.

Aunque se suele decir que ambos caminos se juntan en Puente la Reina, en realidad se unen un poco antes, en la ermita de San Salvador en la localidad navarra de Obanos. Es allí donde se dice que “los Caminos se hacen uno”.

Pero, ¿qué más comprende este recorrido?, ¿cuáles son sus etapas?, y ¿qué veremos en nuestro viaje a Compostela? Eso es precisamente lo que este artículo de Albergue Las Hadas, albergue en Reliegos para peregrinos, tiene preparado para ti.

¡Empecemos!

Etapas del Camino de Santiago Aragonés

El Camino de Santiago Aragonés, una ruta alternativa al Camino Francés, lleva al peregrino a recorrer paisajes montañosos y llenos de historia, esto en seis etapas llenas de emociones que podrás hacer acompañado de la fe, el entusiasmo y todas las maravillas que te esperan en el recorrido:

Etapa 1. Somport – Jaca (32 km)

Comenzamos en el Alto de Somport, Pirineo en Huesca, a 1.630 metros de altitud, que ofrece un paisaje idílico para iniciar este peregrinaje. Desde allí el caminante desciende por senderos de montaña hasta Canfranc, Villanúa, Castiello de Jaca y finalmente Jaca, donde la Catedral románica de la ciudad nos recibe con su imponente belleza.

Esta es una ruta muy adecuada para caminantes, más que para aquellos que la hacen en bicicleta, y se otorga un nivel medio de dificultad que puede hacerse en poco más de ocho horas.

Etapa 2. Jaca – Arrés (25,4 km)

Una vez que emprendes camino nuevamente y dejas atrás a Jaca, el caminante toma rumbo hacia el oeste por el valle del río, pasando por Santa Cilia y Puente la Reina de Jaca. Una dura subida que lleva al peregrino hasta Arrés, un pueblo fortificado ideal para pasar la noche.

En Arrés el visitante podrá disfrutar de las Forau d’Aigualluts una cascada de agua cristalina que en primavera ofrece uno de los mejores espectáculos de la zona y la iglesia de San Miqueo en Vielha, corazón del Valle de Aran, una joya arquitectónica que se alza majestuosa, resultado de una construcción en diferentes fases entre los siglos XII y XIII.

Si te preguntas el tipo de dificultad de esta etapa del Camino de Santiago Aragonés, los expertos la consideran una de tipo media-baja que te tomará entre seis y siete horas en hacer.

Etapa 3. Arrés – Ruesta (28,4 km)

Es momento de acceder a la provincia de Zaragoza en este Camino de Santiago Aragonés y para ello es necesario descender por campos de cereales y barrancos. En esta etapa el caminante atraviesa las localidades de Artieda y el embalse de Yesa, pasando por un bosque hasta llegar a Ruesta, un pueblo con un pasado marcado por la construcción del embalse.

La invitación es recorrer el pueblo y disfrutar tanto del embalse como de dos casas con historias entrelazadas que se han transformado en espacios de encuentro y cultura. La Casa Valentín y la Casa Alifonso, que alguna vez albergaron la vida cotidiana de sus habitantes y que en la actualidad se han convertido en casa cultural y alberge de caminantes.

Esta etapa del Camino de Santiago Aragonés es de dificultad media y toma más de siete horas en hacerse.

Etapa 4. Ruesta – Sangüesa (22 km)

Al salir de la localidad de Ruesta, el peregrino se encuentra con un fuerte descenso, seguido del, ascenso hacia el monte Fenerol, donde es una excelente oportunidad para disfrutar de las vistas del embalse de Yesa.

Seguidamente, la calzada romana guía los pasos hasta Undués de Lerda, donde ya empieza a pisarse Navarra, esto para llegar a Sangüesa, una villa que se remonta a la época de bronce y que posee una gran tradición jacobea.

camino-de-santiago-aragones-rutas

Ya estando en la ciudad, es vital visitar la iglesia románica de Santa María la Real y el convento de San Francisco de Asís que se le atribuye a él en su paso por Navarra en el siglo XIII hacia la tumba de Apóstol Santiago. Pero también debes conocer la iglesia de Santiago el Mayor, una alternativa a la gran cantidad de peregrinos que visitan el lugar.

Esta etapa, de dificultad media-baja, es posible recorrerla en unas cinco horas y media y poder aprovechar el resto del día para hacer un muy especial turismo local.

Etapa 5. Sangüesa – Monreal (27,2 km)

Esta es una etapa bastante bucólica de paisaje seco y espinoso, bordeando sierras que ofrecen al caminante una vista del parque eólico. En esta etapa del Camino de Santiago Aragonés, el peregrino pasa por las localidades de Izco, Abínzano y Salinas de Ibargoiti antes de llegar a Monreal.

La ciudad, un conjunto histórico al pie de la montaña Higa, un ícono local. En tu estasncia deberás recorrer las impresionantes Foces de Lumbier y Arbayún, esculpidas por el río Irati donde puedes disfrutar del senderismo y la naturaleza en su máxima expresión.

En cuanto a su rica historia y patrimonio, este podrás observarlo al conocer el majestuoso Castillo de Javier, una fortaleza medieval cuna de San Francisco Javier, patrono de Navarra. Y no puedes dejar de apreciar la arquitectura románica y gótica del Monasterio de Leyre, un monasterio benedictino del siglo IX ubicado en Yesa.

Este recorrido resulta algo laborioso, de dificultad media y puede completarse en unas siete horas, sin problema.

camino-de-santiago-aragones

Etapa 6. Monreal – Puente la Reina (30,4 km)

Aunque esta etapa final no es el último, sí es recorrido que culmina el Camino de Santiago Aragonés. Muy desafiante porque ofrece constantes desniveles por la Sierra de Aláiz.

El peregrino pasa en esta etapa por Yárnoz, Otano, Ezperun, Guerendiáin, Tiebas, Muruarte y Olcoz. Esto antes de descender a Enériz y la ermita de Eunate.

Finalmente, al llegar a Obanos, el Camino Aragonés se une al Camino Francés y juntos continúan, ahora sí, hasta Santiago de Compostela.

La dificultad de este trayecto es de tipo medio y el peregrino podrá hacerlo en unas siete horas y media antes de hacer su parada e incorporarse al Camino Francés como tal que resulta, a diferencia del Aragonés, uno más concurrido.

¿Estás preparado para un peregrinaje por una ruta encantadora? Albergue Las Hadas te acompaña en tu aventura

El Camino de Santiago Aragonés es, como ya lo has constado, una ruta milenaria llena de historia y belleza que te invita a vivir una experiencia única. Es momento de planificar tu peregrinaje a Compostela y nada mejor que tener la seguridad de quedarte en uno de los mejores albergues de la ruta jacobea: Albergue Las Hadas.

Reserva hoy y disfruta de las mejores instalaciones para retomar fuerzas en tu camino, conocer otros peregrinos y vivir la experiencia del Camino de Santiago, con la magia y el encanto que esta experiencia merece.

¡Te llamamos!

Déjanos tus datos y en breve nos podremos en contacto contigo para que puedas realizar tu reserva